Taiwán se moviliza contra el control chino con dos manifestaciones en la isla TAIWÁN CHINA

Taiwán se moviliza contra el control chino con dos manifestaciones en la isla

20 de outubro de 2018

Taipei, 20 oct (EFE).- Taiwán se movilizó hoy sábado contra el control chino, con dos manifestaciones, una independentista radical en Taipei, al norte, y otra patrocinada por el gobernante Partido Demócrata Progresista (PDP) en Koahsiung, al sur.

"Ante la opresión china hay que decir un no rotundo con un referéndum", dijo el ex secretario general del Consejo de Seguridad, Kang Ning-xiang, en un discurso al finalizar la marcha y concentración independentista en Taipei.

Mientras que el lema de la movilización norteña -patrocinada por la Alianza Formosa y a la que asistieron 80.000 personas, según los organizadores- fue el referéndum por la independencia, condenada por China y a la que Pekín amenazó con responder con la invasión de la isla, el de la del sur fue la oposición a que China se anexione Taiwán.

En la marcha de Taipei se enarbolaron carteles por el "Referéndum contra la Anexión" y, aunque contó con el apoyo del PDP, el partido gobernante prohibió a sus funcionarios la participación, para evitar mayores tensiones con China.

Pekín no ha amenazado explícitamente con la guerra en caso de que se celebre un referéndum en la isla sobre la independencia, pero la ley china Antisecesión claramente especifica como motivo para la invasión cualquier medida conducente a la separación formal.

Los independentistas radicales, apoyados por los expresidentes Lee Teng-hui y Chen Shui-bian, quieren que el gobierno reaccione con mayor determinación ante la creciente hostilidad internacional y militar de Pekín en el frente internacional y en el campo militar, con cambios constitucionales que eliminen las huellas chinas en el sistema político isleño.

El PDP, ante la presión china, estadounidense y de política interna, busca conservar el autogobierno y la democracia, sin traspasar la línea roja que desencadene una intervención militar de China, cada vez más poderosa económica, política y militarmente.

En el sur, la manifestación del gobernante e independentista PDP lanzó consignas como "Contra la anexión, protege Taiwán" para distanciarse del referéndum independentista de la alianza norteña y ofrecer una imagen más moderada, de cara a China y a las elecciones locales del 24 de noviembre.

El PDP dijo, antes de las marchas, que no se opone a la celebración de un referéndum sobre la independencia formal de la isla, lo que requiere reformas constitucionales, pero no quiere proponerlo, en estos momentos.

"China hostiga y presiona a Taiwán para que se rinda, pero si se vive la democracia no prevalecerá", aseguró antes de la manifestación el parlamentario del PDP Liu Shi-fang, uno de sus organizadores.

Ante las opciones excluyentes de independencia formal, mantener la actual situación y unión con China, el 36,2 % de los isleños apoyó la independencia, el 23,2 % la actual independencia de hecho y el 26,1 % la unión con China, en un sondeo realizado por la Fundación Opinión Pública de Taiwán a mediados de septiembre.