Wembley contradice a Sabina y da la razón al Barcelona FÚTBOL LIGA CAMPEONES

Wembley contradice a Sabina y da la razón al Barcelona

03 de outubro de 2018

Londres, 3 oct (EFE).- Cantaba Joaquín Sabina: "Allá donde fuiste feliz nunca debes tratar de volver", pero para el Barcelona, dos veces campeón de la Copa de Europa en Wembley, siempre que retorna al estadio londinense es para llevarse una alegría.

Cierto es que el gol de Ronald Koeman en mayo de 1992 llegó en el viejo Wembley, ese que fue demolido hace ya 16 años, pero cuando los 'blaugrana' escuchan los ecos de 'La casa del fútbol', cualquier mala racha desaparece.

Aquel golpeo en la prórroga ante la Sampdoria abrió una tradición que permanece intacta y que se amplió este miércoles con la victoria del Barcelona ante el Tottenham Hotspur de Mauricio Pochettino (2-4).

Un estadio que no debería haber visitado el Barça, porque de haber cumplido los plazos, este encuentro se debería haber disputado en el nuevo White Hart Lane.

Pero lo retrasos de un campo que se debía haber inaugurado el pasado 15 de septiembre, obligaron a que Wembley volviera a ser escenario de la alegría del dos veces campeón en la capital británica.

Leo Messi y compañía revivieron la gloria pasada y se llevaron los tres puntos, en el mismo césped, esta vez más castigado, que en su Copa de Europa de 2011.

Cuando el argentino voló para superar de cabeza a Edwin Van der Sar quizás no se imaginara que siete años después abriría el camino a la victoria sobre el tapete británico, al iniciar la jugada del primer gol de Philipe Coutinho o al marcar los dos tantos que refrendaron el triunfo final.

Los cerca de 1.300 aficionados 'blaugranas' desplazados a Inglaterra probablemente no degustaran el partido con la misma sensación de aquellos que vivieron la primera Copa de Europa en el Támesis o de los que saborearon la cuarta, en el cúlmen del equipo de Guardiola.

Quizás la icónica imagen del astro de Rosario con su bota azul al aire, después de definir la final ante el Manchester United, no se repitiera, ni el golazo de Rakitic sea recordado como la falta de Koeman, pero el Barcelona volvió a demostrar que su fiabilidad cuando pisa Wembley es total.

Lo dijo Sabina. "Allá donde fuiste feliz, nunca has de tratar de volver". A no ser que ese sitio sea Wembley, claro.

Manuel Sánchez Gómez