Duque inicia su Gobierno con la reafirmación de la soberanía colombiana en San Andrés COLOMBIA GOBIERNO

Duque inicia su Gobierno con la reafirmación de la soberanía colombiana en San Andrés

08 de agosto de 2018

Isla de San Andrés (Colombia), 8 ago (EFE).- El presidente de Colombia, Iván Duque, reafirmó hoy la soberanía en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, al que definió como parte "indivisible" de su país, en una visita con la que inauguró su Gobierno.

Duque, que había prometido en la pasada campaña electoral que su primer viaje tras asumir la Presidencia sería a San Andrés, situado en el mar Caribe, a 1.200 kilómetros de Bogotá, llegó hoy al archipiélago para discutir soluciones a los problemas que afectan a los isleños.

"Reitero el inmenso placer de estar hoy en el archipiélago histórico e indivisible de Colombia, de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, donde dije que estaría en el primer día de nuestro Gobierno. Y hoy hemos cumplido", manifestó.

El litigio de Colombia y Nicaragua por la delimitación de sus aguas en el mar Caribe se mantiene pese a que en noviembre de 2012 la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, redefinió la frontera marítima entre ambos países, fallo con el que Nicaragua ganó territorio.

Dicho fallo fue considerado "inaplicable" por Colombia porque los límites del país no pueden ser modificados por terceros sino por el Congreso.

Posteriormente, en 2013, Nicaragua presentó dos nuevas demandas, una de las cuales pretende que se le adjudique una plataforma continental extendida más allá de las 200 millas náuticas, mientras que la otra argumenta que se ha incumplido el fallo que redefinió los límites marítimos entre ambos países.

Ambas demandas fueron contestadas por Colombia y aceptadas por la CIJ y, según dijo hoy el nuevo canciller, Carlos Holmes Trujillo, es un tema sobre el cual se analizarán luego "todas las implicaciones y la situación actual".

"Por supuesto es de conocimiento público el compromiso que este Gobierno tiene con la defensa de San Andrés y de su integridad territorial", agregó Trujillo.

Además del canciller, acompañaron hoy a Duque los ministros de Defensa, Guillermo Botero; Salud, Juan Pablo Uribe; Industria, Comercio y Turismo, José Manuel Restrepo, y de Cultura, Carmen Inés Vásquez.

Entre los problemas más apremiantes que tiene San Andrés está el deficiente servicio de salud por la crisis del hospital Clarence Lynd Newball Memorial, el único público de esta isla para atender a una población cercana a los 70.000 habitantes.

"Tuvimos la posibilidad de recorrer las instalaciones del hospital; tengo que decirles que nos duele, nos duele la situación que encontramos, nos duele la situación en la que encontramos a muchos pacientes y esto necesita acciones de manera sostenible", manifestó el jefe de Estado.

Tras subrayar los "serios problemas en cuanto a la calidad del servicio" que ofrece el hospital, donde fue recibido con aplausos por trabajadores y pacientes, Duque destacó las primeras medidas para mejorar la situación sanitaria del archipiélago.

En ese sentido, el ministro de Salud dijo que se tomarán medidas administrativas "para hacer una mayor inyección de liquidez", se dará prioridad a una serie de proyectos "que mejoran la calidad y la seguridad hospitalarios a través de equipos de diagnósticos, quirúrgicos y asistenciales", y se trabajará en la prevención en salud en las comunidades.

El hospital de San Andrés también atiende a los habitantes de la isla de Providencia, por lo cual Duque dijo que otra medida que se tomará será la puesta en funcionamiento de avión medicalizado "que permita movilizar pacientes en condiciones crónicas o delicadas, en emergencia" entre las dos islas.

"En los próximos 60 días estaremos identificando la posibilidad de tener a disposición vehículos marítimos que también atiendan a esa población en situación de emergencia", agregó.

La inseguridad en el archipiélago, que ha aumentado por la presencia de bandas dedicadas al narcotráfico, fue otro tema tratado hoy por Duque y sus ministros.

Entre las medidas anunciadas tras concluir un consejo de seguridad está el envío de "personal especializado en criminalística" de la Policía para reforzar la capacidad de investigación de la Fiscalía.

Igualmente se acordó agilizar la información para combatir el porte ilegal de armas y enfrentar la reincidencia delictiva ya que el 25 % de los delincuentes capturados en la isla y no condenados por delitos graves vuelven a cometer crímenes.

"Queremos poder reducir significativamente el número de homicidios y de hurtos que se ha venido incrementando en el archipiélago. No queremos seguir viendo ese número de homicidios como el que se registró en 2017" cuando fueron contabilizados 23 asesinatos.

El presidente y sus ministros también analizaron la situación del turismo y el comercio y establecieron el primer "diálogo regional con el sector productivo" con el fin de mejorar la economía del archipiélago, que vive de esas dos actividades.