20 de janeiro de 2020
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos del Día

Protestas y baja participación marcan unas presidenciales tildadas de "farsa"

ARGELIA ELECCIONES

Argel, 12 dic (EFE).- La baja participación, el descontento y las protestas contra el régimen militar marcaron hoy la primera vuelta de las polémicas elecciones presidenciales en Argelia, diseñadas por el sistema para intentar tapar la crisis política y social que sacude el país desde hace diez meses.

En una jornada soleada, sin carteles ni ningún otro tipo de parafernalia electoral que indicara que cinco oficialistas se disputaban el sillón del que obligaron a bajar al histórico presidente Abdelaziz Bouteflika, un hombre fue protagonista.

El jefe del Ejército y nuevo hombre fuerte del país, Ahmed Gaïd Salah, cuyo nombre fue coreado por miles de personas que le exigían que abandonara el poder y dejara espacio a una verdadera transición democrática.

Una marea humana que comenzó a marchar a primera hora de la mañana desde distintos puntos de la capital y que en torno al mediodía logró romper los férreos anillos de seguridad y recuperar para la protesta la simbólica plaza de la Grande Post, blindada por la policía desde hacía semanas.

"No, aquí no vota nadie. Nadie. Somos demócratas, y por eso solo iremos a las urnas cuando de verdad haya aquí una democracia", explicaba a Efe Hamid, un hombre de 35 años llegado al centro de Argel desde el popular barrio de Belcourt.

A su lado, su mujer, profesora, apostillaba: "los que organizan esta consulta son los mismos que llevan saqueando el país desde hace décadas. Quieren hacer creer al mundo que hay cambios, quizá puedan pensarlo, pero a los argelinos no nos engañan".

"Esta lucha va a continuar y mañana, como todos los viernes, el país se va a desbordar para decirles que esta farsa no ha servido para nada, que la protesta va a continuar hasta el final", insistía la mujer.

VOTANTES A CUENTAGOTAS

A escasos metros de la emblemática plaza, tomada por cientos de jubilosos jóvenes encaramados a farolas, poyetes, vallas y árboles, Samia entraba con cierta aprehensión en uno de los colegios del centro para depositar el sufragio.

"Elijamos un presidente y después negociemos con él los cambios que Argelia necesita. No sirve para nada solo protestar, debemos negociar", asegura la mujer, que se identificó como una funcionaria en el ramo de la salud.

En el exterior, el movimiento popular del protesta gritaba de forma atronadora "Gaïd Salah a la papelera", "poder asesino" y otros eslóganes que se repiten cada semana desde que el pasado 2 de abril la presidencia anunciara que el enfermo Bouteflika abandonaba tras veinte años en el poder.

Según cifras de la autoridad independiente de las elecciones, organismo creado "ad hoc" en septiembre e integrado por miembros de la vieja guardia, la participación a las 17.00, dos horas antes del cierre de los colegios, era de un escaso 33,06 por ciento.

DISTURBIOS EN LA CABILIA

La llamada al boicot fue especialmente respetada en la provincia septentrional de la Cabilia, de mayoría bereber, donde numerosos colegios fueron cerrados tras choques entre manifestantes y la Policía.

"Incluso los capitalinos son cabiles y por eso rechazan esta mascarada. No es nuevo, siempre buscan provocarnos con sus comicios aunque saben que nadie va votar", explicó a Efe Mahiedine, un hombre de 62 años que vive en aldea montañosa de Tizi Ouzou, capital de la Cablia.

En ciudades cabiles como Buira y Bejaia, grupos de personas irrumpieron en algunos colegios, tomaron las papeletas y las lanzaron al viento en señal de protesta contra unos comicios que tildaron de "farsa".

A media tarde, Mohamad Chorfi, presidente de la autoridad electoral independiente, admitió que en algunas regiones "la consulto simplemente fue anulada" en aparente alusión a la Cabilia pero también a algún barrio capitalino.

DIEZ MESES DE PROTESTAS

Las presidenciales estaban inicialmente previstas para el 18 de abril, pero el anuncio del círculo íntimo del mandatario de que este pretendía aspirar a un quinto mandato consecutivo pese al evidente deterioro de su salud, desató una protesta popular que desde el 22 de febrero se repite cada viernes.

Bouteflika renunció el 2 de abril, presionado por la calle pero sobre todo por la intervención del jefe del Ejército, quien pidió su inhabilitación.

La jefatura de Estado pasó entonces de forma interina al presidente del Senado, Abdelkader Bensalah, con un mandato de tres meses.

Los comicios fueron pospuestos, sin embargo, a primeros de junio debido al clima de tensión que aún se respira en el país, sumido en un grave crisis política, social y económica.

RESULTADOS EL VIERNES

Al Palacio de Zeralda optan cinco aspirantes, todos hombres salidos de las entrañas del régimen, que necesitan más de un 50 por ciento de los votos emitidos para eludir una segunda e incierta vuelta.

Sin encuestas que pueden aclarar la intención de voto, hasta esta semana la sensación apuntaba a que los dos ex primeros ministros, Ali Benflis y Abdelamajeed Tebboun, eran los que más opciones tenían de pasar a un eventual segunda vuelta.

Sin embargo, en los últimos días han crecido las expectativas de Azzedine Mihoubi, poeta y periodista, antiguo ministro de Cultura, con buen cartel entre los mandos medios del Ejército por su aire de juventud.

Apoyado por el Frente de Liberación Nacional (FLN), que gobierna desde la independencia, la sensación al cierre de las urnas es que era uno de los elegidos para pasar a la segunda vuelta, con Tebboun y Benflis disputándose la segunda plaza.

Sin encuestas fiables a pie de urna, se espera que los resultados se conozcan este viernes, día para el que esta convocada una nueva marcha del Hirak.

Nacera Ouabou y Javier Martín

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos