18 de julho de 2019
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos del Día

Buenos Aires abre su 45 Feria del Libro entre protestas y desobediencia

ARGENTINA LIBROS

Buenos Aires, 25 abr (EFE).- Las protestas del Bachillerato Popular y las siete "virtudes de la desobediencia" (con un esperado epílogo) en las que dividió su discurso inaugural la escritora feminista Rita Segato fueron los inesperados protagonistas del acto de apertura este jueves de la 45 Feria del Libro de Buenos Aires.

"Buenos Aires es también una ciudad que se caracteriza por su variada propuesta cultural, que se enriquece notablemente con la Feria con la participación de muchísimos autores locales e invitados del exterior", expresó la presidenta de la Fundación, María Teresa Carbano, en el inicio del acto.

En esta edición, que tendrá lugar desde el 25 de abril hasta el 13 de mayo, destacan las firmas de los españoles Arturo Pérez-Reverte y Rosa Montero, el peruano Alfredo Bryce Echenique y el exvicepresidente de Nicaragua entre 1985 y 1990, Sergio Ramírez.

La ciudad de honor de la 45 edición será Barcelona, recogiendo el legado de Montevideo.

"El objetivo de tejer puentes entre Barcelona y Buenos Aires, entre Cataluña y Argentina. No olvidemos que al final nos enamoramos de una lengua, de una literatura y de una cultura a través de las personas que nos hacen descubrir esta lengua, esta literatura y esta cultura y esto es lo que hace que estemos todos aquí hoy y cada día", afirmó Iolanda Batallé, directora del instituto catalán Ramón Llull.

La Fundación El Libro, encargada de la organización del evento, aseguró el salón Borges del predio porteño de La Rural con su habitual seguridad para evitar posibles incidentes en el acto inaugural, que desde hace años ha servido como escenario para protestas populares de distintos gremios.

Los huevos que los agricultores lanzaban sobre los políticos se tornaron este año pancartas y un pequeño "cacerolazo" (símbolo de protestas contra el Gobierno en Argentina) en favor del Bachillerato Popular justo en el momento en el que el secretario de Cultura de Argentina, Pablo Avelluto, inició su discurso.

"Estamos reclamando por el reconocimiento de los bachilleratos populares y porque ya se pare la represión de este Gobierno y de la Policía, que apresa a nuestros estudiantes sin ningún motivo", alcanzó a decir a Efe entre empujones de los miembros de seguridad Josefina, una de las protestantes, trabajadora en la cooperativa de trabajadores populares Histórica.

Entre gritos, explicaron que repudiaban la creación de una Universidad de Formación Docente, que fue aprobada por ley y aseguraron supondrá el cierre de 29 institutos de formación docente.

El pasado año un grupo de estudiantes irrumpió la apertura e imposibilitó el discurso de Enrique Avogadro, ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

Después de que varias personas fueran expulsadas del salón, decenas de asistentes volvieron a interrumpir a Avelluto levantándose sobre sus asientos de espaldas al secretario y aplaudiendo al unísono.

Los abucheos dentro y fuera de la sala opacaron el discurso del funcionario, mientras Carbano pidió respeto a la intervención del político.

"Los funcionarios son nuestros invitados, por lo tanto tienen derecho al uso de la palabra", manifestó ante el micrófono la titular.

"¡Que venga Rita!", se oyó desde el otro lado de la sala.

Comenzaba, entonces, una cuidada lista de "virtudes de desobediencia" que enmarcaron el discurso con el que la referente feminista Rita Segato dio por inaugurada una nueva edición de la considerada como una de las mayores ferias literarias de Latinoamérica.

Recordando las palabras de su hijo Ernesto, Segato agradeció su participación en el acto y dijo que "un país donde se es célebre solamente por pensar es un gran país".

A través de siete pautas y un epílogo con el que impulsó que la sala se llenara de pañuelos verdes, símbolo de la campaña argentina por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, la escritora indicó que se ha de luchar por la pluralidad.

Como acababa de suceder en el acto, recalcó, la realidad supera en muchas ocasiones a la ficción, e hizo hincapié en que se ha de ser pluralista antes incluso que feminista, para tener "un mundo radicalmente plural como meta histórica".

Un pluralismo perdido tras las dictaduras que azotaron los distintos países sudamericanos, pero que sigue existiendo en las editoriales nacionales que "resisten".

"La dictadura persiguió y destruyó el gran parque editorial que teníamos, y (Carlos) Menem (1989-1999) terminó el trabajo. La industria editorial gozaba de gran prestigio en el mundo de habla castellana", reconoció.

"Construyamos nuestra propia desobediencia", pidió Segato.

Una construcción en la que no enredarse, afirmó, en la que no se confunda el movimiento estadounidense del "Me too" y el argentino "Ni una Menos".

"El 'Me too' le hace señas a la paternidad del Estado, a un árbitro de las relaciones, a un abogado en la almohada, en un mundo de individualismo a ultranza. El 'Ni una Menos', le habla a un nosotras y nosotros, le habla a una sociedad", transmitió la antropóloga argentina.

Con su intervención, Segato se convierte en la tercera autora consecutiva en pronunciar las palabras de apertura de la Feria del Libro de Buenos Aires, antes que ella lo hicieron las escritoras Claudia Piñeiro (2018) y Luisa Valenzuela (2017).

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos