21 de julho de 2019
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos del Día

Víctimas del Buen Pastor exigen reconocimiento ante el Parlamento holandés

HOLANDA IGLESIA

La Haya, 23 abr (EFE).- Las mujeres víctimas de esclavitud en las lavanderías y talleres de costura de la congregación del Buen Pastor en Holanda mantuvieron este martes un encuentro con diputados de diferentes partidos en el Parlamento del país para denunciar la explotación infantil en los conventos y exigir una compensación al Gobierno.

En el encuentro, a puerta cerrada, las víctimas pidieron al Gobierno reconocer el daño causado en su infancia, ya que del Estado dependían tanto los jueces de menores como los servicios sociales que ordenaban o permitían el encierro en conventos de niñas que apenas rozaban los 14 años.

El Estado holandés es "responsable de lo que le ha ocurrido" a las mujeres encerradas de niñas en lavanderías y talleres de costura de las Hermanas del Buen Pastor, advirtió a Efe el victimólogo Jan van Dijk, investigador de los abusos en los conventos del país.

Según testimonios recogidos por Efe, unas 15.000 adolescentes estigmatizadas como "prostitutas" y procedentes de "familias rotas" fueron encerradas en la congregación de Nuestra Señora del Buen Pastor en Holanda entre 1860 y 1978, donde fueron obligadas a trabajar durante 60 horas a la semana y sin cobrar en lavanderías y talleres de costura.

Eran, en su mayoría, niñas huérfanas, víctimas de abusos sexuales o de violencia de género, rebeldes adolescentes o hiperactivas "incontrolables" y, según denuncian, fueron privadas de libertad y obligadas a coser y limpiar camisas para el Ejército o sábanas y toallas para hospitales, y prendas para conocidas empresas del país.

"La mayoría fueron puestas ahí por agencias de protección de menores. Incluso cuando fueron los padres los que decidieron ponerlas ahí, fue porque el Buen Pastor era una institución reconocida por el Estado como segura para niñas. El Estado es responsable de lo que ha pasado", agrega Van Dijk.

Este profesor emérito de victimología en la Universidad de Tilburgo ha investigado los casos de cientos de mujeres explotadas por las hermanas católicas para elaborar un informe de asesoramiento a la Plataforma de Mujeres para el Abuso Infantil de la Iglesia, que fue entregado al Ministerio holandés de Justicia el pasado mes de febrero.

Van Dijk, que también acudió hoy al Parlamento, subraya que los delitos fueron cometidos en contra de las reglas de la época: el encierro de menores, su trabajo forzado y no remunerado y los castigos en celdas de aislamiento a los que fueron sometidas por negarse a trabajar fueron una violación del tratado de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), firmado por Holanda en 1930.

También violaron la jurisprudencia holandesa que prohíbe el trabajo infantil forzado y que obliga a ofrecer una educación obligatoria a los menores de edad. Una de las principales denuncias de estas mujeres es que no pudieron estudiar ni reintegrarse en la sociedad tras abandonar la congregación, puesto que no tenían dinero y eran estigmatizadas como las "descarriadas" del Buen Pastor.

En una carta reciente a algunas víctimas, la congregación -a través de su abogado, Pieter Nabben- consideró que encerrar y forzar a las menores a trabajar "estaba en ese momento en la línea con los puntos de vista pedagógicos" y las acusaciones que están haciendo ahora son "inapropiadas" e "injustificadas".

"Mi objetivo es convencer al Gobierno holandés de que tiene que establecer un fondo de compensaciones para estas mujeres. Cuando se analizan los casos, eran en su mayoría niñas de familias rotas: que ha muerto uno de sus padres, que su padrastro haya abusado de ellas y han escapado, etc. Eran más víctimas de circunstancias familiares, que niñas descarriadas", alerta Van Dijk.

Tras presentar un segundo informe con una opinión legal al Gobierno holandés, Van Dijk logró una reacción positiva del ministro de Protección Legal, Sander Dekker, quien subrayó que, en su opinión personal, las víctimas tienen derecho a reconocimiento y compensación.

Sin embargo, Dekker rehusó abrir una investigación independiente sobre lo ocurrido, ya que aún espera las conclusiones de otro comité que investiga la violencia física y psicológica en las últimas décadas en el cuidado de los jóvenes por parte de la iglesia católica en Holanda.

En su encuentro hoy en el Parlamento, las víctimas lograron el apoyo de "todos los partidos políticos", según Van Dijk, aunque está por ver qué medidas tomará el Gobierno.

"Es extremadamente importante que el Estado admita su responsabilidad y haga el gesto de pagar una compensación a estas mujeres. Es de una gran importancia simbólica para que ellas sientan que su historia es escuchada y se reconozca que esto nunca debió haber ocurrido en una sociedad civilizada", concluye el investigador holandés.

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos