22 de outubro de 2019
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos del Día

Taiwán sorprende al mundo con sus güisquis de barrica de Jerez

TAIWÁN GÜISQUI

Taipéi, 20 mar (EFE).- Taiwán, una isla muy alejada en condiciones naturales de los productores tradicionales de güisqui, ha roto los moldes en estos destilados y conseguido los más altos galardones mundiales gracias a las barricas de Jerez y Oporto.

Nadie podía imaginarse en 2008 que Kavalan -que acababa de embotellar sus primeros güisquis- ganaría tan solo siete años más tarde y nada menos que en Escocia el premio al mejor güisqui de una sola barrica del mundo en los World Whisky Awards (WWA), con su "Solist Vinho Barrique Single Cask Strength".

El logro lo repitió en 2016, con el "Solist Amontillado Sherry Single Cask Strength", y al año siguiente el "Solist ex-Bourbon Single Cask Strength" logró el trofeo mundial en la Competición Internacional de Vinos y Espirituosos (IWSC), en la que fue designada mejor destilería del mundo.

Con estas distinciones y su rápida expansión comercial, el güisqui taiwanés rompió muchos estereotipos, entre ellos la necesidad de largos envejecimientos, el de replicar el clima escocés o el de seguir todas sus prácticas.

"Somos un buen ejemplo de güisquis madurados en ambiente subtropical. El clima nos hace diferentes y así hemos cambiado las reglas del juego", dijo a Efe la embajadora de Kavalan, Nico Liu.

Con la maduración "a un ritmo más rápido" gracias al clima, la abundancia de lluvias y humedad, la pureza del agua y las barricas de Jerez y Oporto, Kavalan se ha catapultado al estrellato mundial en muy pocos años.

La destilería isleña perfeccionó las técnicas de preparación de las barricas usadas, iniciada en Escocia y desarrollada luego en Japón, con las fases de quemado, tostado y afeitado, para "extraerles todo el sabor", explica Liu.

Además, para sus "estrellas", Kavalan apostó por los güisquis "cask strength" (fuerza de la barrica), con la graduación alcohólica con la que salen de la barrica, que oscila entre los 50 y 70 grados, sin rebajarlos con agua hasta alcanzar los 40 a 45 grados como es habitual en los destilados comerciales.

"Ofrecemos la experiencia sin tapujos para los consumidores más exigentes", apuntó Liu, aunque también comercializan los rebajados a 40 grados, como el Kavalan Classic.

En el aspecto comercial, produce unos cinco millones de litros de alcohol anuales, y distribuye sus güisquis en más de 70 países a precios superiores a muchas de las marcas tradicionales.

El fundador de la empresa, Tien-Tsai Lee, fue quien tuvo la visión de producir en Taiwán el primer güisqui de la isla, con equipos de alta calidad, en un ambiente subtropical y con barricas de vinos fortificados como el amontillado de Jerez.

"Aunque el Jerez en sí mismo no es muy popular entre los consumidores taiwaneses, nuestro fundador vio que gustaban los güisquis de barrica de Jérez", dijo la embajadora.

Kavalan utiliza "barricas de amontillado, manzanilla, moscatel o Pedro Ximénez" y pronto incorporará las de "Palo Cortado", agregó Liu, que subrayó la importancia de las barricas en el éxito de la marca taiwanesa.

"Ahora Taiwán es la sede de los güisquis de barrica de Jerez", sentenció la representante de Kavalan.

Cuando Taiwán se impuso con un güisqui sin añada en los galardones WWA, algunos pensaron que era fruto de la suerte y el azar, pero esta percepción se ha visto refutada por una retahíla de galardones conseguidos cada año en diversos escenarios internacionales, tanto en Europa como en Estados Unidos.

El cuidado en la producción, los catadores taiwaneses y la selección se han unido al clima, al agua y a las barricas de Jerez, Oporto y de bourbon como "secretos" del éxito de Kavalan.

Los güisquis de esta empresa tienen al menos cuatro años de envejecimiento, pero no se comercializan con añada ni se busca envejecerlos durante décadas, como hacen otras marcas.

Los catadores siguen de modo personalizado cada una de las barricas y deciden cuándo comercializarlas, algo que queda consignado en las etiquetas de cada botella de las series especiales su origen particular.

Y Kavalan ya no es el único güisqui taiwanés con que ha obtenido galardones internacionales, ya que las destilerías estatales TTLC se apuntaron al reto y producen, en la zona centro de la isla, otro güisqui bautizado con el nombre de Omar.

Este güisqui se ha posicionado como un destilado de calidad y alto precio, que se enorgullece de series especiales envejecidas en barricas de Jerez y busca confirmar que la isla de Formosa no es sólo una de las mayores consumidoras de güisquis del mundo, sino también un centro de producción de alta calidad.

Francisco Luis Pérez

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos