22 de maio de 2018
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos del Día

China recuerda a las 90.000 víctimas del seísmo de Wenchuan 10 años después

TERREMOTO ANIVERSARIO

Beichuan (China), 12 may (EFE).- Miles de personas viajaron hoy a las localidades que el 12 de mayo de 2008 quedaron arrasadas por el terremoto de Wenchuan (suroeste), el peor sufrido por China en los últimos 40 años, para honrar a los 90.000 muertos y desaparecidos en aquella catástrofe natural.

Muchos de estos actos individuales de homenaje se celebraron en las ruinas de la ciudad de Beichuan, donde se produjo el mayor número de víctimas (unas 20.000), y que las autoridades chinas decidieron mantener casi intactas a modo de macabro monumento en recuerdo del devastador seísmo.

Con motivo del aniversario, el presidente chino, Xi Jinping, envió hoy una carta abierta a los responsables de prevención de desastres naturales del país en la que pidió el constante estudio de estos procesos para evitar en el futuro tragedias como la de Wenchuan.

"El estudio de las leyes naturales no tiene fin, y la prevención y reducción de los desastres, así como la atención a las víctimas, son cuestiones eternas para la supervivencia y el desarrollo del pueblo", señaló Xi en el documento.

En Beichuan, bomberos, soldados, policías y otros responsables de protección civil que participaron en las tareas de salvamento de 2008 hicieron hoy ofrendas ante los edificios en ruinas, depositando crisantemos amarillos y haciendo reverencias junto a la explanada donde cientos de víctimas quedaron enterradas hace una década.

"Fueron los días más difíciles de mi vida, teníamos que caminar hasta los restos de Beichuan cada día con el peligro de que nos cayeran grandes piedras desde las montañas. Pero salvamos decenas de vidas", cuenta a Efe el bombero cantonés Fu Xiaohua, quien junto a sus colegas, vestidos de uniforme, visita hoy las ruinas.

También rindieron homenaje a los fallecidos miles de vecinos de localidades cercanas de la provincia de Sichuan, así como viajeros de otras zonas del país que en 2008 acudieron a Beichuan como voluntarios, llevando comida, mantas y otros efectos de ayuda humanitaria.

"Recuerdo que vi las noticias del seísmo en la televisión, y al principio no pensé que fuera a ser tan grave, pero días después decidí venir a ayudar", cuenta Ju Genbao, un voluntario de la provincia oriental de Shandong quien desde entonces visita a menudo Beichuan para recordar a las víctimas de la catástrofe.

Son muchos los habitantes locales que acuden hoy con sus niños, nacidos después del desastre, para que sepan que las bellas tierras montañosas de la provincia de Sichuan, hogar de los osos panda, a veces pueden ser crueles, por lo que hay que estar siempre prevenidos.

"Yo era una adolescente cuando ocurrió, ahora traigo a mis hijos para que vean que hay que preocuparse por la salud, a veces no nos cuidamos lo suficiente ni cuidamos a nuestros padres", reflexiona para Efe Cang Liping, una madre de la cercana ciudad de Mianyang que ha acudido con su familia a las ruinas de Beichuan.

Cang y sus parientes tuvieron el honor de realizar sus ofrendas de flores ante la fosa común de Beichuan a las 14.28 hora local, el mismo momento en el que hace 10 años se produjo el terremoto de magnitud 8 que hizo temblar el centro de China, tan intenso que también se notó en Pekín, a miles de kilómetros de allí.

El terremoto tuvo su epicentro en Wenchuan, una comarca situada en un valle paralelo a aquel en el que estaba situada Beichuan, pero ésta resultó afectada con la misma gravedad, y su situación empeoró por los desprendimientos de las montañas vecinas que cayeron sobre ella.

Además, los corrimientos de tierra bloquearon el curso del río Jianjiang, a cuyas orillas estaba asentada Beichuan, creando un dique natural que embalsó el agua hasta que ésta se desbordó días después, arrasando aún en mayor medida la localidad.

Los supervivientes de esta ciudad fueron reasentados en Nueva Beichuan, una localidad construida a 30 kilómetros de la original, en una zona con menor desnivel orográfico en la que los habitantes, en su mayoría campesinos antes del seísmo, ahora viven principalmente del sector turístico y los servicios.

En los homenajes de este sábado se ha echado a faltar la presencia de familiares de víctimas del terremoto, aunque muchas reconocen que prefieren no unirse a las conmemoraciones para no rememorar sus pesadillas.

"No tengo ganas de conmemorar nada, cada año celebran homenajes pero nunca voy", comentaba esta semana a Efe entre lágrimas Zhou Zhenyong, antigua campesina reconvertida 10 años después en dueña de un humilde restaurante, quien perdió a uno de sus hijos en el terremoto.

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos