20 de janeiro de 2021
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos

Evan Osnos, biógrafo de Biden: "Vamos a ver una era de política seria"

EEUU BIDEN

Nueva York, 25 nov (EFE).- El laureado periodista Evan Osnos ha pasado los últimos años siguiendo los pasos del presidente electo de EE.UU., Joe Biden, y analizando un ascenso político en el que la perseverancia y el centrismo han resultado claves para convencer al mayor número de estadounidenses de la historia a votar por él en las elecciones, según explicó en una entrevista con Efe.

Ganador del premio Pulitzer, Osnos publicó esta semana en España "Joe Biden. Una nueva era" (Península), una biografía no oficial que bebe de sus artículos en la revista The New Yorker y de entrevistas con decenas de fuentes, comenzando por el propio Biden, al que ha visto evolucionar de una manera particular en su faceta pública.

"Se ha asentado y no es tan ambicioso. Suena divertido decir esto sobre una persona que se acaba de presentar a presidente, que es lo más ambicioso que puede haber", dice el autor, señalando que a sus 78 años, a Biden lo ha guiado la "responsabilidad" frente a la "vanidad" en un país marcado por la pandemia y la división.

"Creo que lo más probable es que veamos algo que podría llamarse una era de política seria", sostiene Osnos sobre el excandidato demócrata, que frente al presidente saliente, Donald Trump, encabezó una sosegada "batalla por el alma de la nación", su eslogan.

Pregunta: Joe Biden tiene una de las carreras políticas más largas de EE.UU. ¿Lo guía más la ambición o la resiliencia?

Respuesta: Al comienzo, su receta era un 80 % ambición y un 20 % política, y eso ha cambiado durante ese periodo de 48 años. Las dificultades de su vida, subidas y bajadas, tragedias y fracasos, arrepentimientos, han hecho que sintonice más con otras cualidades.

Una de las cosas que se han convertido en centrales en su visión del mundo es el poder de la resiliencia, y la idea de que la perseverancia es esencial. En la Convención (demócrata) de 2008, dijo que el fracaso en la vida es inevitable, pero darse por vencido es imperdonable, y creo que eso es la base de cómo ve su papel en política.

P: Ha cruzado el hito de 80 millones de votos en unas elecciones de gran participación, pero hay un electorado muy dividido. ¿Podrá unir al país?

R: Para él, la unidad es más una aspiración que un objetivo práctico de política. (…) En el negocio político, observadores, analistas y escritores se rieron y burlaron incluso de que la unidad fuera algo que valía la pena buscar.

Mirábamos a Donald Trump, que después de todo tuvo éxito usando el lenguaje de la lucha libre, la división, la fuerza, el daño; y Biden estaba haciendo algo que era como una taza de té caliente.

Pero demostró que tenía razón, y siendo honesto, muchos reporteros políticos se equivocaban. Recordé que ha estado en esto desde el principio, ha aprendido unas cuantas cosas y puede ser más astuto y perspicaz que un reportero político que ha trabajado unos años y cree que lo sabe todo.

P: Cita a un funcionario de Barack Obama que compara a Biden con una “veleta” que apunta al centro del partido.

R: Es una “veleta” en el sentido de que nota hacia dónde sopla el viento y se orienta. No es un acto de cinismo, intenta representar las actitudes y deseos honestos de la gente. En parte, es producto de su origen político y su entrada en la adultez en un lugar de Delaware que es del norte y del sur. Ha notado diferentes vientos en varios momentos y su meta era intentar encontrar el centro del partido, que se va moviendo. Él se ha movido con ello.

P: ¿Cómo será la era Biden? ¿Cuán diferente a la de su predecesor, y cuán similar a la de Obama?

R: Por mostrar el contraste más obvio: vamos de un presidente que subió a un podio e imaginó en voz alta si deberíamos inyectarnos lejía en las venas, a un presidente subordinado, orgullosamente, a los científicos.

Sabe que su biografía no es trascendente y que el poder de su retórica es limitado, en comparación con Obama, y cree que el Gobierno es el trabajo diario de gente que va a la oficina e intenta hacer cosas poco a poco, unos días ganas y otros pierdes, unos días consigues un acuerdo y otros cae la negociación.

Creo que lo más probable es que veamos algo que podría llamarse una era de política seria.

Es seria si miras la manera en que los nuevos miembros de su gabinete fueron presentados. Contaron sus historias personales y sencillas sobre el camino al Gobierno, por qué eligieron el servicio público y qué esperan conseguir, punto. Uno podría decir que fue un poco aburrido, gracias a Dios.

En el libro cité a alguien de la Casa Blanca que dijo: "Estamos listos para un presidente aburrido otra vez".

P: ¿Cómo cree que será su relación con Donald Trump? ¿Le hará rendir cuentas ante las acusaciones de corrupción?

R: Fundamentalmente creo que será casi inexistente en el sentido de que ve a Donald Trump como un artefacto de la historia, y creo que la gente podría sorprenderse de lo rápido que se desvanece.

Sobre la cuestión del procesamiento y rendición de cuentas. Biden ha decidido que no es algo que quiera gestionar personalmente porque piensa que no es así como funcionan las democracias. Quiere decir que no va a decir a sus fiscales qué hacer. Pero no esperaría que Biden indulte a Trump. Y no espero que Biden intente hacer borrón y cuenta nueva, porque cree que hay un riesgo moral en EE.UU. de que la gente no rinda cuentas.

A corto plazo, nombrará a un inspector general que empiece el proceso de estudiar el gasto en estímulos y cualquier abuso de poder o actos en interés propio y, si eso lleva a imputaciones, que así sea.

P:El presidente de China, Xi Jinping, ha felicitado a Biden recientemente, ¿cuál cree que será su enfoque con China?

R: Ha llevado un tiempo notable que lo felicite; creo que China lamenta ver a Trump irse porque ha hecho un trabajo bastante eficiente para desmantelar la credibilidad de EE.UU. en el mundo.

Biden y Xi se conocen de su vicepresidencia. Ha pasado más tiempo observándolo como contraparte que casi nadie más en el Gobierno de EE.UU. Cabe recordar que cuando volvió de sus primeras visitas a China, internamente dijo en la Administración Obama: “Es un tipo serio y debemos mantenernos en guardia”, parafraseando. Creo que podemos esperar algo parecido a una relación competitiva pero respetuosa.

P: Al escribir este libro, después de tantos años cubriéndolo, ¿le sorprendió algún hallazgo?

R: La frecuencia con la que se lamenta y cómo desea haber hecho cosas de manera diferente en puntos de su vida. Al hablar con políticos que han alcanzado altos niveles en su carrera, la tendencia es que cuanto más envejecen más seguros están de sí mismos y más intentan, digamos, pulir su obituario y hacer que parezca que siempre hicieron lo correcto.

Biden se ha movido en una dirección ligeramente diferente. Cuanto más envejece, más autocrítico es y probablemente sea una ventaja política para él ahora.

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos