26 de novembro de 2020
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos

Ni a Holanda, ni a Países Bajos: la pandemia "remedia" el turismo de masas

PAÍSES BAJOS TURISMO

Ámsterdam, 19 oct (EFE).- Si antes era extraño ver un hueco vacío en Ámsterdam, ahora lo raro es ver a un turista arrastrando maletas o posando junto al canal. Países Bajos, que en enero instaba a usar su nombre real, el de siempre, en lugar de Holanda, para dispersar el turismo de masas por el país, ahora lidia con los efectos de una bajada del 71% en el turismo.

Aunque no exige entrar con un test PCR, ni obliga al cumplimiento de cuarentenas, Ámsterdam se asemeja hoy a una ciudad fantasma. Las prostitutas del Barrio Rojo ya no tienen que soportar a los miles de turistas ebrios que las acosaban y fotografiaban a diario, ni se observan largas filas a las puertas de los "coffeeshops".

Los barcos que siempre han navegado llenos están ahora aparcados en los canales y sin sus capitanes; las bicicletas que se alquilaban a los turistas posan como un pelotón delante de los propietarios de los locales; y subir las escaleras de la estación central ya no es un deporte de riesgo, pues no hay turistas a los que esquivar.

Y aquellos que antes iban irritados a trabajar en bicicleta, sonríen ahora al viento, aliviados por la ausencia de los miles de visitantes que circulaban a pie por los carriles bici, o posaban arriesgando su vida para sacar la mejor postal de Ámsterdam. La pandemia ha dejado a esta ciudad totalmente irreconocible, incluso para sus propios vecinos.

EL TURISMO, A NIVEL DE LOS NOVENTA

Países Bajos espera una reducción de turistas internacionales de más del 70 % en 2020, en lugar de los 22 millones de personas que esperaba recibir, según cálculos de principios de año, cuando las autoridades se llevaban las manos a la cabeza porque su gran problema era luchar contra el turismo de masas, sin que esto afectara las cuentas de los pequeños negocios.

El país espera 14 millones de visitantes menos este año por la inesperada pandemia que ha hecho que todas las agencias de turismo aparcaran sus planes y previsiones para este año.

Además, los propios holandeses van menos de vacaciones dentro de su propio país en comparación con el año pasado, con una reducción del 36 % en la movilidad turística interna.

Según Jos Vranken, director de la agencia de promoción del turismo neerlandés NBTC, las cifras actuales son "del nivel de los años noventa" porque "casi todo el sector del turismo se encuentra todavía en una profunda depresión y lo seguirá estando de momento". Países Bajos no espera hablar de recuperación hasta al menos 2024, añade.

Además del cierre temporal de fronteras y el miedo a viajar al extranjero entre muchos turistas, la pandemia ha obligado a cancelar el Gran Premio de Fórmula 1, el festival de Eurovisión, la Eurocopa y otros eventos internacionales planeados para este año.

GOLPE A LA CULTURA

Los museos neerlandeses también experimentan una caída dramática en su número de visitantes: casi 24 millones menos, frente a los 32,7 millones recibidos el año pasado, según estimaciones de la Asociación de Museos.

Esta situación lleva también a las diferentes pinacotecas a perder, conjuntamente, unos 300 millones de euros en ingresos propios en comparación con 2019, lo que "pone en riesgo su supervivencia" porque el año pasado aportaron 536 millones de euros de ingresos propios a sus propios gastos.

Apenas reciben subvenciones del gobierno nacional y local, tampoco obtienen ingresos a través de los restaurantes que tienen y las tiendas de los museos o el alquiler de las salas para uso comercial es prácticamente inexistente.

¿HOLANDA O PAÍSES BAJOS?

A pesar del golpe económico, la reducción del turismo está dando un respiro a los residentes de la capital neerlandesa. La oficina de turismo Amsterdam & Partners ha hecho una campaña para que los habitantes redescubran su ciudad, después de haber evitado su centro histórico durante los últimos años.

Precisamente para aliviar la capital, el Gobierno neerlandés apostó el pasado diciembre por promover en el extranjero un mayor uso de The Netherlands (Países Bajos), en lugar de Holland (Holanda), que es cómo las propias instituciones educativas, oficiales y turísticas presentaban muchas veces al reino de los tulipanes y molinos de viento.

No es que Holanda fuese un término "erróneo". Se trataba de una estrategia turística para llamar la atención sobre el resto de las regiones de Países Bajos y dispersar el turismo masivo que asfixiaba Ámsterdam (en la provincia de Holanda del Norte), Róterdam y La Haya (Holanda del Sur).

Hace 25 años, la industria turística decidió promover el país como "Holanda", pero, según un portavoz de Exteriores, ahora se quiere presentar el comercio, la ciencia y la política de "todo el país", por lo que "queda un poco extraño que se promocione solo una pequeña parte de Países Bajos en el extranjero, es decir, solo Holanda", olvidando al resto.

Imane Rachidi

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos