01 de junho de 2020
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos

Un colegio de Sao Paulo abre para los hijos de los profesionales de la salud

CORONAVIRUS BRASIL

Sao Paulo, 1 abr (EFE).- Mientras las instituciones de enseñanza de Sao Paulo permanecen cerradas por la pandemia del coronavirus, el Colegio español Miguel de Cervantes es una excepción. El centro recibe a los hijos de los médicos, enfermeros y técnicos que combaten la COVID-19, fruto de una iniciativa del Hospital Israelita Albert Einstein.

El doctor Felipe Spinelli, líder del proyecto y director de Enseñanza del Hospital Einstein, explicó en una entrevista con Efe que la idea surgió cuando cerraron las escuelas de la capital paulista.

Entonces algunos profesionales de la salud empezaron a tener "dificultades" al no saber "con quién dejar a sus hijos", por ejemplo en casos de madres solteras o parejas en las que ambos son funcionarios del hospital.

"Percibimos durante la crisis cómo el equipo de la línea de frente estaba siendo muy exigido, con grandes jornadas y dificultades de descanso, que acababan generando un agotamiento profesional, una consecuencia mala para el servicio", lamentó Spinelli.

Ante la necesidad de ofrecer un espacio para cuidar de sus hijos, el hospital organizó una encuesta interna entre sus funcionarios, que estimó que unos 300 alumnos podrían estar interesados en el proyecto.

El Colegio Miguel de Cervantes, cuyos estudios están reconocidos por el Ministerio de Educación de España, está en el exclusivo barrio paulista de Morumbi, a poco más de un kilómetro del Hospital, y fue el primero en aceptar el reto.

"Aceptamos automáticamente", espetó a Efe la directora gerente del Colegio Miguel de Cervantes, Lourdes Ballesteros, quien se mostró convencida de que "en este momento de dificultad" hay que "ayudar a las personas que están en la línea de frente".

Desde la semana pasada, está recibiendo alrededor de 80 niños entre 3 y 13 años.

"La idea no es recrear una escuela con clases, sino con actividades para que los niños se entretengan sin estar expuestos a la COVID-19", concretó el doctor.

Los alumnos son acompañados por unos 60 voluntarios que promueven actividades diversas, desde artes, hasta la lectura, pasando por el teatro y la educación física.

La mayor parte de ellas suceden en espacios al aire libre para evitar la aglomeración. En este sentido, el Colegio Cervantes cuenta con unas instalaciones de 60.000 metros cuadrados, que normalmente atienden a 1.500 alumnos.

Las medidas de prevención para evitar cualquier tipo de contagio en el local incluyen trabajar con grupos de entre 6 y 8 niños, con una distancia de dos metros entre ellos y sin intercambio de materiales o locales.

Recientemente, la escuela Porto Seguro, ubicada también en las proximidades del hospital, aceptó participar del proyecto en caso de necesitar más espacios para atender la demanda, que está "aumentando gradualmente", según Spinelli.

El doctor hizo una llamada a otras instituciones y estados brasileños a hacer otras "acciones simples" o a replicar su idea que, en su opinión, es "fácilmente copiable".

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos