21 de julho de 2019
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos

El sueño de la "Revolución de los Paraguas", a la espera el veredicto judicial

HONG KONG PROTESTAS

Hong Kong, 23 abr (EFE).- Citando las Escrituras y pidiendo justicia en nombre de Dios, el anciano pastor bautista Chu Yiu-ming convirtió las gradas de un tribunal de Hong Kong en su púlpito, después de que él y otros ocho activistas fueran declarados culpables por la llamada "Revolución de los Paraguas".

"Nos esforzamos por la democracia, por la libertad, la igualdad y el amor universal. La libertad política significa más que la lealtad al Estado. El derecho humano es un don que Dios nos ha dado y que ningún régimen político puede quitarnos arbitrariamente", proclamó Chu ante la corte.

Ahora, aguardan a la sentencia, prevista para este miércoles, 24 de abril, después de haber sido declarados culpables el pasado día 9 por "conspiración para causar alteración del orden público" mediante su participación en las protestas a favor del "Movimiento de Ocupación de la Sede Central" y la "Revolución de los Paraguas".

Junto a miles de hongkoneses más, Chun y los otros ocho se manifestaron durante más de dos meses en 2014 en respuesta a una reforma de la ley electoral aprobada por Pekín para la elección del jefe ejecutivo de Hong Kong: si bien establecía el sufragio universal, restringía y condicionaba de facto la presentación de candidaturas al visto bueno del Partido Comunista de China (PCCh).

Para el exdiputado demócrata hongkonés Kenneth Chan, que ejerce como profesor en la Universidad de Hong Kong y participó activamente en las protestas, "pedir a la corte que criminalice a los nueve es otra admisión de la incompetencia política del Gobierno de Hong Kong, nombrado por Pekín, y de sus amos políticos".

"El sistema judicial se está usando para compensar el agotamiento de la fuente de autoridad de las élites políticas y para permitirles encubrir aún más sus fracasos", cuenta Chan a Efe, a lo que agrega: "Lo que se juzga es un movimiento político no violento que exigía un verdadero sufragio universal para Hong Kong".

Joshua Wong, líder estudiantil de la protesta que se convirtió en la cara del movimiento y que fue condenado a seis meses de prisión en 2017, asegura a Efe que la protesta no fue en vano: "Aunque no hemos podido conseguir el sufragio universal y elecciones libres, esto se va a convertir en un legado para la sociedad hongkonesa".

A su parecer, este veredicto y la condena que le vendrá aparejada son "un espejo de cómo los políticos utilizan las cortes para oprimir a los activistas", algo que, no obstante, "no disuadirá al grupo de continuar su lucha por la reforma política y la autodeterminación en Hong Kong".

Sea cual sea la sentencia, Wong y los suyos quieren seguir con las movilizaciones, que en este caso incluyen también su oposición a una polémica ley de extradición mediante la cual se permitiría la transferencia de "fugitivos" a cualquier jurisdicción con la que Hong Kong carezca de un acuerdo de extradición, incluida China.

Esto despertó el temor en la excolonia británica de que la ciudad extraditara a personas al otro lado de la frontera para enfrentarse al sistema judicial chino, sobre cuya independencia pesan demasiadas dudas.

Por su parte, el director de la Oficina de Enlace del Gobierno de Pekín en Hong Kong, Wang Zhimin, considera que el veredicto se ajusta a la ley: "Muchos ciudadanos -dijo Wang- creen que esto es una victoria para Hong Kong, una victoria para la ley. Creen que después de 1.654 días finalmente hay un veredicto justo".

Sin embargo, los activistas hongkoneses no están solos en sus reivindicaciones. Varias organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos, como Amnistía Internacional o Human Rights Watch (HRW), han criticado directamente a Pekín y Hong Kong a raíz del veredicto, e incluso han pedido que revoquen su decisión.

"Al tachar de alteración del orden público unas protestas pacíficas que demandaban derechos, los tribunales de Hong Kong están enviando un terrible mensaje que probablemente envalentonará al gobierno para que procese a activistas más pacíficos, enfriando aún más la libertad de expresión en Hong Kong", señaló tras las última vista judicial Maya Wang, de HRW.

Varios analistas coinciden en que, en los últimos cinco años, Pekín ha estrechado su control sobre Hong Kong, mientras crecen los temores sobre la autonomía de la ciudad, garantizada por el principio rector de "un país, dos sistemas", que debería garantizar una democracia en la ciudad hasta su asimilación por parte de China, prevista para 2047.

Las protestas de 2014 duraron más de dos meses de protestas y terminaron con el desalojo de uno de los mayores centros financieros del mundo y con la detención de centenares de manifestantes.

Solo los nueve principales activistas aguardan mañana un veredicto que podrían comportar hasta siete años de cárcel.

Mar Sánchez-Cascado

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos