16 de junho de 2019
BREAKING NEWS:
 980x100
Vídeos

Trump y Bolsonaro forman un eje contra el socialismo en su primer encuentro

EEUU BRASIL

Washington, 19 mar (EFE).- Los presidentes estadounidense, Donald Trump, y brasileño, Jair Bolsonaro, formalizaron hoy una alianza que promete marcar la política continental, con una ferviente condena al socialismo y varios acuerdos que podrían acercar Brasil a organizaciones multilaterales, como la OCDE y la OTAN.

En su primer encuentro, los dos mandatarios de tendencia ultraderechista hicieron gala de una afinidad que comparten con pocos otros líderes del mundo y agitaron la amenaza de una posible intervención militar en Venezuela.

"Tenemos una oportunidad verdaderamente histórica de forjar lazos aún más fuertes entre nuestras dos grandes naciones", dijo Trump en una conferencia de prensa con Bolsonaro en la Casa Blanca.

La reunión venía precedida de una fuerte publicidad sobre su sintonía por parte de la Casa Blanca, cuyo asesor de seguridad nacional, John Bolton, dijo la semana pasada que, igual que al presidente brasileño le apodaron el "Trump de los trópicos", el estadounidense es como el "Bolsonaro de América del Norte".

Trump quiso confirmar esa idea y destacó que ambos tienen "muchas opiniones similares".

Los gestos también hablaron por los dos: Bolsonaro adoptó la misma postura que Trump durante el encuentro en el Despacho Oval, con las manos juntas entre las piernas abiertas, e interrumpió una pregunta en la rueda de prensa para darle la mano.

"Brasil y Estados Unidos están juntos en sus esfuerzos para asegurar las libertades y el respeto a los estilos de vida familiares tradicionales, el respeto a Dios, nuestro creador, contra la ideología de género o las actitudes políticamente correctas, y contra las noticias falsas", sentenció el líder brasileño.

Trump le agradeció que hubiera usado el término "noticias falsas", que él emplea regularmente para atacar a los medios de comunicación, y Bolsonaro le correspondió con un pronóstico de que "será reelegido" en 2020.

"Más y más gente está abriendo sus ojos frente a la realidad del socialismo", opinó Bolsonaro, mientras que Trump subrayó que "el crepúsculo" de esa ideología "ha llegado a este hemisferio" y espera que "también" a EE.UU., en referencia a la oposición demócrata.

Bolsonaro se fue de Washington con dos logros: la promesa de Trump de apoyarle en su intento de acceder a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y un acuerdo para designar a Brasil como aliado militar estratégico fuera de la OTAN.

"Designaré a Brasil como un aliado estratégico fuera de la OTAN, o quizá incluso un aliado en la OTAN. Tendría que hablar con mucha gente, pero quizá será un aliado en la OTAN", anunció Trump.

Por el momento, la Casa Blanca solo ha corroborado la primera medida, un estatus especial que abre la puerta a maniobras conjuntas y la entrega de excedentes de defensa, y que convertiría a Brasil en el segundo país latinoamericano en conseguirlo, después de Argentina.

Ambas delegaciones suscribieron además un acuerdo para que las compañías estadounidenses puedan lanzar cohetes transportadores de satélites desde Alcántara, la base que Brasil tiene en la Amazonía.

Venezuela centró parte de la conversación, que comenzó con una rotunda afirmación de Trump: "Creo que puedo hablar por ambos países cuando digo que todas las opciones están sobre la mesa".

Esa referencia a la vía militar contradecía al vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, que en febrero dijo que esta "nunca fue una opción" para su Gobierno.

Pero Bolsonaro no descartó una posible cooperación brasileña en una hipotética intervención militar estadounidense en Venezuela, al negarse a responder una pregunta al respecto.

"Hay algunos temas que, si hablas sobre ellos, ya no son estratégicos (...). Todo lo que discutamos aquí (en privado) lo cumpliremos, pero de algunas posibilidades no se habla en público", indicó Bolsonaro.

Durante la cita, Brasil se comprometió asimismo a permitir la entrada sin aranceles de 750.000 toneladas de trigo estadounidense al año y a negociar condiciones para importar cerdo de EE.UU.

También hubo espacio para las bromas, cuando ambos intercambiaron camisetas de sus respectivas selecciones de fútbol con sus nombres en el dorsal y Trump destacó la leyenda de ese deporte que fue Pelé.

"Yo soy un poco más joven, pero también recuerdo a Pelé", replicó Bolsonaro.

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos