18 de junho de 2018
BREAKING NEWS:
 980x100
Video Deportes

Sunderland aprieta en motos, Al-Attiyah planta cara a Peugeot y Roma abandona

AUTO MOTO DAKAR

San Juan de Marcona (Perú), 8 ene (EFE).- El británico Sam Sunderland, en motos, y el catarí Nasser Al-Attiyah, en autos, ganaron hoy la tercera etapa del Dakar 2018 en sendas demostraciones de autoridad y fortaleza sobre el desierto de Perú, donde el español Joan 'Nani' Roma tuvo que abandonar tras un aparatoso accidente.

El coche de Roma dio varias vueltas de campana cuando avanzaba a gran velocidad sobre la pendiente de una duna a menos de un kilómetro para el final de la especial del día.

El catalán pudo rehacerse y cruzar la meta, pero todavía le quedaban 208 kilómetros de enlace hasta el campamento y, tras una primera evaluación, los médicos lo evacuaron a una clínica de Lima para practicarle más exámenes al padecer aparentemente problemas cervicales.

Mientras se llevaban a Roma, Sunderland (KTM) y Al-Attiyah (Toyota) se adjudicaron su segunda etapa en este Dakar tras haber sido también los vencedores de la jornada inaugural.

La tercera etapa, entre las ciudades peruanas de Pisco y San Juan de Marcona, estaba llamada a ser el primer escenario en el que aparecieran los primeros pilotos que buscan luchar por la victoria, con 296 kilómetros cronometrados sobre un mar de variadas dunas.

Sunderland, vigente campeón del Dakar en motos, sabía que tenía que responder al pulso que en la jornada anterior le tiró el español Joan Barreda (Honda), ganador de la segunda etapa, y exprimió al máximo su moto, al punto que estuvo a punto de tener una caída que le habría hecho perder un valioso tiempo.

La jugada le salió de maravilla, porque Barreda, que había sido el primero de la caravana del Dakar en partir y abrir ruta, tuvo un problema para validar el último punto de control de la etapa y se vio obligado a rehacer quince kilómetros.

El británico le birló la primera posición de la general a Barreda, que con su contratiempo se quedó a más de 22 minutos del líder, pero el castellonense no da por perdido el rally a pesar de esta circunstancia.

"Lo bueno es que es el inicio del rally, vamos a tratar de recuperar tiempo cada día", comentó Barreda al llegar a su campamento.

Ahora la principal baza del equipo oficial de Honda es el argentino Kevin Benavides, que tuvo una gran actuación al finalizar segundo en la etapa a 3 minutos y 3 segundos de Sunderland, lo que le valió también para colocarse en la segunda plaza de la general.

En autos, Al-Attiyah parece el único piloto capaz de plantar cara a los Peugeot, y esta vez no solo finalizó por delante de los cuatro vehículos de la marca del 'león', sino que además se puso tercero en la general, casi a 8 minutos del francés Stéphane Peterhansel (Peugeot).

El piloto galo, trece veces campeón del Dakar, seis de ellas en motos y otras siete en coches, comenzó a demostrar que lo importante en este rally es la regularidad, y con su segunda plaza en la etapa le arrebató el liderato de la general a su compañero y compatriota Cyril Despres, que tuvo el cuarto mejor tiempo del día.

El español Carlos Sainz (Peugeot) terminó tercero, a 6 minutos y 7 segundos de Al-Attiyah, y a su llegada al campamento manifestó su satisfacción por haber tenido por primera vez en este rally una etapa sin contratiempos, pues el día anterior pinchó dos ruedas, perdió el rumbo en otras dos ocasiones y su copiloto estaba indispuesto.

"Ya tocaba. El tercer puesto no está mal, a ver si así podemos encadenar algunas etapas buenas y recuperar tiempo", comentó Sainz, que está cuarto en la general.

El madrileño reconoció que Al-Attiyah "está apretando" con su Toyota Hilux porque es un coche que "corre mucho a nivel del mar", pero espera que no lo haga tanto en la altura, cuando los coches deban competir a más de 3.000 metros de altitud en Bolivia.

Sainz lamentó el accidente de Roma y comentó que este se dio en un sector de arena "bastante rápido, con tres pequeños rasantes donde parece que no hay nada y luego hay una duna cortada".

Por su parte, Despres aseguró a Efe que las tres primeras etapas celebradas sobre el desierto peruano estaban llenas de "trampas" y consideró que una de esas fue la que provocó el accidente de Roma.

También se retiró la argentina Alicia Reina, cuyo vehículo se incendió en el medio del desierto, cuando apenas había recorrido los primeros kilómetros de la etapa.

La jornada concluyó con triunfos sudamericanos en el resto de categorías, pues el chileno Ignacio Casale, en quads, sumó su tercera etapa ganada en este Dakar y apunta a claro favorito para ganar el rally.

El argentino Federico Villagra (Iveco) ganó en camiones y está segundo en la general, muy cerca de Eduard Nikoalev (Kamaz), vigente campeón, mientras que los hermanos peruanos Juan Carlos y Javier Uribe vencieron por segundo día consecutivo en los vehículos utilitarios todoterreno (UTV).

Ampliar informação
  • Não há comentários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

Normas de comentários
demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
Mais vídeos