980x100
BREAKING NEWS:
  • FÚTBOL SEVILLA

    David Soria: "Ojalá todas las temporadas malas fueran como ésta"

    0 21 de maio de 2018

    Sevilla, 21 may (EFE).- El portero del Sevilla David Soria afirmó que le gustaría que "todas las temporadas malas fueran como ésta", pues consideró que, a pesar de "haber fallado un poco todo" el curso liguero, "debe valorarse de forma positiva" haber entrado en Europa y llegado a la final de la Copa del Rey y a cuartos de Champions.

    En una entrevista con Efe, David Soria, de 25 años, hizo balance de una temporada cuyos altibajos piensa que se han debido al hecho de "jugar varias competiciones" y por "cambiar dos veces de entrenador" (Eduardo Berizzo y Vincenzo Montella), algo "duro para el equipo" y que "pasa factura para ser regulares en Liga".

    El guardameta sevillista explicó que "la exigencia estaba muy alta" y, aunque los propios jugadores también se exigían lo máximo, "se le da poco valor" a lo que han conseguido esta temporada, en la que consideró que se ha hecho "un buen trabajo".

    El Sevilla terminó séptimo en LaLiga Santander y jugará por sexta campaña seguida una competición europea, aunque deberá disputar tres previas para alcanzar la fase de grupos de la Liga Europa, mientras que completó una brillante Copa del Rey, hasta el desastre de la final perdida por 5-0 con el Barcelona, e hizo historia en la Liga de Campeones al llegar a los cuartos por segunda vez en su historia.

    Soria confesó a EFE que en enero quiso marcharse por la falta de minutos, si bien el Sevilla "no le dejó salir" y le emplazó a una reunión a final de temporada que él decidió aceptar, pues siempre quiso "jugar y triunfar en el Sevilla", aunque para ello necesita "una temporada estable, sin tantas idas y venidas para afianzarse en la portería".

    El partido contra el Bayern de Múnich en la ida de los cuartos de final de la Champions (1-2) cambió su situación, pues hasta esa fecha había estado casi inédito y desde entonces fue titular en todos los encuentros, 11 en total, tanto con el italiano Vincenzo Montella como con el actual técnico, Joaquín Caparrós.

    Sobre una posible renovación de su contrato, que finaliza en 2019, el portero aseguró que "ahora está todo muy parado por la situación actual del club", pues no tiene aún ni director deportivo ni nuevo entrenador, pero dijo que en junio, "cuando todo se estabilice", se sentarán las dos partes a hablar de ello.

    El cancerbero del Sevilla calificó de fundamental la llegada al banquillo en el último tramo liguero de Caparrós, quién les hizo ver que "eran buenos jugadores" y les levantó en el aspecto anímico.

    Por ello, afirmó que le "gustaría tenerlo como entrenador la temporada que viene", pues consideró que, "por lo que ha demostrado en solo cuatro partidos", el técnico de Utrera les tiene "mucho que enseñar".

    Su titularidad parece haber calmado un debate en la portería que se inició desde principios de temporada, si bien el madrileño explicó que "un fallo puede volver a reactivarlas", por lo que es importante tener "continuidad y confianza para tener estabilidad".

    Soria defendió a su compañero Sergio Rico, muy criticado a lo largo de la temporada, dijo que ambos son "porteros jóvenes" y cometen "fallos, como todos", pues "también fallan Buffon, Casillas o Ter Stegen", y apuntó a la exigente huella que dejó Andrés Palop, que "llegó al Sevilla con una carrera dilatada y se asentó a gran nivel".

    El Betis, quinto clasificado, ha terminado esta campaña por encima del Sevilla y aunque reconoció que siempre quieren "quedar por delante de ellos", aseveró que no deben "mirar a otros equipos", pues "lo importante es centrarse en lo que hay que mejorar para que no pase la temporada que viene".

    El guardameta sevillista también admitió a Efe que desearía vivir una temporada entera de estabilidad en la portería y en la que "se peleara un título como la Liga", pues cree que ganar la competición sería "algo muy grande", ya que la Liga de Campeones es "una cosa mucho mayor".

    El Sevilla cierra un curso entre la ilusión y la decepción

    Sevilla, 21 may (EFE).- El Sevilla, siempre a remolque del poderío económico de los grandes clubes europeos, cerró un curso que podría calificarse como decepcionante por el séptimo puesto firmado en LaLiga, pero también con la paradoja de haber llegado a la final de la Copa del Rey y a los cuartos de la Champions.

    Se presentó una temporada con la incógnita de comprobar cómo se reformaba el equipo tras la marcha de su director deportivo, Ramón Rodríguez 'Monchi', quien había creado un modelo de gestión en su parcela que engrandeció al Sevilla desde que entró en el siglo XXI.

    A Monchi le sucedió uno de sus colaboradores más cercanos, Óscar Arias, quien se encontró con el presupuesto más alto de la historia del club al estar en la barrera de los doscientos millones de euros.

    También dejó el cargo de entrenador Jorge Sampaoli, ahora seleccionador nacional argentino, quien logró un cuarto puesto en LaLiga y la clasificación por tercera campaña consecutiva para la Liga de Campeones.

    El alto nivel de exigencia estaba planteado y se eligió a Eduardo Berizzo como entrenador, con el que el equipo planteó muchas dudas en su juego aunque los resultados le salvaban.

    Berizzo fue destituido a finales de diciembre, con el conjunto hispalense vivo en las tres competiciones, incluido el llamado torneo de la regularidad, en el que aún se pugnaba por estar entre los cuatro primeros y seguir un año más en la máxima competición continental.

    Entonces no se vio claro el trabajo del argentino y se optó por la contratación del italiano Vicenzo Montella, que aterrizó en la competición española con el mandato de darle alegría a un equipo que no la tenía.

    Montella se estrenó en LaLiga con un decepcionante 3-5 ante el Real Betis en el derbi que se disputó en Sánchez Pizjuán el día de los Reyes Magos y ello pareció lastrarlo en todo su discurrir.

    Otra cosa fue cuando el Sevilla afrontó las competiciones por eliminatorias, al entrar en la final de la Copa, en la que superó el exigente compromiso de cuartos ante el Atlético de Madrid, o llegar, sesenta años después, a los cuartos de la Liga de Campeones después de la sonada victoria (1-2) en Old Traford ante el Manchester United.

    Si caer en los cuartos de la Champions frente al Bayern Múnich no pareció una deshonra tras una eliminatoria en la que perdió como local (1-2) y empató como visitante (0-0), sí que desencadenó una gran polvareda el 5-0 sufrido en Madrid en la final de la Copa frente al Barcelona, un rival ante el que los pronósticos siempre son desfavorables pero ante el que la imagen fue pobre.

    Montella quedó muy 'tocado' tras ese encuentro, pues a esa cita unía el que en LaLiga su equipo ya se había caído semanas antes de la lucha por los cuatro primeros puestos e incluso peligraba ocupar la séptima plaza.

    El club anunció que Oscar Arias dejaba la dirección deportiva y una semana después que Montella también el banquillo para que llegara el tercer entrenador de la campaña, el siempre recordado Joaquín Caparrós tras el sabor que dejó en su primera etapa.

    Al técnico utrerano se le contrató para que fuera un revulsivo y lo consiguió en los cuatro partidos que tuvo para demostrarlo, pues el Sevilla amarró una nueva participación europea, la decimocuarta en los últimos quince años, gracias a tres triunfos locales -Real Sociedad (1-0), Real Madrid (3-2) y Alavés (1-0)- y un empate ante Betis en el Benito Villamarín (2-2).

    A Caparrós le sobró un partido para asegurar la séptima plaza y cumplió con los que confiaron en él para la reacción en una temporada que, por ese nivel de exigencia, puede considerarse como de decepción.

    Ya en la etapa de Monchi, entre los primeros títulos de la denominada Copa de la UEFA y de la Copa del Rey y los siguientes de la Liga Europa, el equipo quedó en dos temporadas en la novena posición de la tabla (2011-12 y 2012-13).

    Monchi dijo entonces que ojalá todas las crisis del Sevilla se quedaran en firmar esa posición, al recordar los sinsabores que el mismo sufrió como futbolista con los descensos a Segunda, por lo que ahora queda trabajar en un nuevo proyecto que deberá ser encabezado por un director deportivo y un entrenador aún por designar.

    Antonio Gutiérrez

  • Não há comentários
Normas de comentários

demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

 300x314
 299x500
 300x280
 300x250

AGENDA DEPORTIVA

Previsiones para el miércoles, 15 de agosto

  • Automovilismo.Previa del Rally de Alemania, que se disputa desde el jueves hasta el domingo.
  • Ciclismo. Vuelta a Colombia.
  • Fútbol. Supercopa de Europa, en Tallin (Estonia). Real Madrid-Atlético de Madrid.
  • Trofeo Joan Gamper. Barcelona-Boca Juniors.
  • Tenis. Masters 1.000 ATP y Premier 5 WTA de Cincinnati (EEUU).
  • Voleibol. La selección española se enfrenta a la de Georgia en Melilla en el primero de los partidos de clasificación para el Campeonato de Europa de 2019.