980x100
BREAKING NEWS:
  • RUSIA D.HUMANOS

    Fallece la veterana activista rusa de derechos humanos Ludmila Alexéyeva

    0 08 de dezembro de 2018

    Moscú, 8 dic (EFE).- La defensora de derechos humanos más veterana de Rusia y exdisidente soviética, Ludmila Alexéyeva, falleció hoy a los 91 años en Moscú, informó el Consejo Presidencial de Rusia para la Sociedad Civil y los Derechos Humanos.

    "La activista de derechos humanos de más edad de Rusia Ludmila Alexéyeva, miembro del Consejo Presidencial de Rusia para la Sociedad Civil y los Derechos Humanos y responsable del Grupo de Helsinki de Moscú, murió en Moscú a los 91 años", indicó la institución en un comunicado.

    El presidente del Consejo, Mijaíl Fedotov, señaló que la defensora de derechos humanos falleció en un hospital moscovita después de haber estado ingresada en ese centro durante las últimas semanas.

    "Los médicos hicieron todo lo que pudieron para proporcionarle un tratamiento y atención apropiados, pero desafortunadamente su corazón no pudo resistir más", señaló a la agencia Interfax.

    "Es una pérdida terrible, no solo para el Consejo, sino para toda la comunidad de los derechos humanos. Es una pérdida absolutamente irreparable. Todo el mundo que quiere a Ludmila dará continuidad a su causa", recalcó Fedotov.

    Al conocer la noticia del fallecimiento de la activista, la defensora del Pueblo ruso, Tatiana Moskalkova, dijo que Alexéyeva siempre será un símbolo de la lucha por los derechos humanos y la justicia.

    Alexéyeva fue una destacada disidente soviética y uno de los miembros fundadores del Grupo de Helsinki de Moscú, creado para supervisar el cumplimiento de la Unión Soviética con los Acuerdos de Helsinki de 1975.

    En el Acta Final de Helsinki o Declaración de Helsinki 35 estados firmaron un documento en el que se comprometían a mejorar las relaciones entre Occidente y los países comunistas.

    Ganadora en 2009 del premio Sájarov junto a otros activistas rusos y nominada en dos ocasiones (2012 y 2013) al premio Nobel de la Paz, así como galardonada en 2015 con el premio Václav Havel de Derechos Humanos, Alexéyeva labró su fama en los años 60.

    Escribió varias peticiones en defensa de los presos políticos y en protesta contra la invasión soviética de Checoslovaquia (1968), lo que le costó la expulsión del partido.

    Entonces expresó su desacuerdo con la imperialista doctrina de "soberanía limitada" aplicada por Moscú en relación con los países que en aquel tiempo eran miembros del Pacto de Varsovia.

    Ante la amenaza de detención, tuvo que emigrar en 1977 a Estados Unidos, de donde regresó en 1993, dos años después de la caída de la URSS.

    En una entrevista con Efe en 2015, Alexéyeva, eterna candidata al premio Nobel de la paz, consideró que Rusia no será una democracia hasta que supere "el síndrome imperial".

    Lo dijo un año después de la anexión ilegal de la península ucraniana por parte de Rusia.

    Alexéyeva, que nació el 20 de julio de 1927 en Crimea, dijo en esa entrevista que consideraba asfixiante la involución democrática vivida desde el retorno de Vldimir Putin al Kremlin en 2012 y la persecución de las organizaciones no gubernamentales califcadas de "agentes extranjeros".

    Ludmila Alexéyeva, la nonagenaria conciencia de Rusia

    Moscú, 8 dic (EFE).- La activista rusa Ludmila Alexéyeva, que murió hoy a los 91 años de edad, es considerada una de las fundadoras del movimiento de defensa de los derechos humanos en la Unión Soviética, motivo por el que fue una eterna candidata al premio Nobel de la Paz.

    "Un imperio no puede ser democrático. Para ello, primero hay que dejar de ser un imperio", señaló Alexéyeva a Efe en una entrevista.

    Alexéyeva era desde 1996 presidenta del Grupo Helsinki de Moscú, fundado en 1976 para velar por el cumplimiento de las Actas de Helsinki, lo que la convierte en la organización de derechos humanos más antigua de Rusia y una de las más antiguas del bloque comunista.

    Tanto la fallecida activista, como su organización fueron víctimas de la persecución por parte del KGB, que encarceló a varios de sus miembros, obligó al comité a cesar sus actividades entre 1982 y 1989 y empujó a Alexéyeva a exiliarse en Estados Unidos.

    Alexéyeva fue siempre muy crítica con las crecientes tendencias autoritarias del presidente ruso, Vladímir Putin, especialmente desde que éste retornara al Kremlin en 2012, aprobara una ley contra el derecho de reunión y aplastara las mayores protestas antigubernamentales en 20 años.

    Pese a nacer en Crimea en 1927, Alexéyeva se opuso a la anexión rusa de la península entonces ucraniana (2014), lo que le valió la acusación de defender los intereses de Estados Unidos, de donde provenían los antepasados de su marido.

    Ese "síndrome imperial" es lo que empujó a Rusia "a participar activamente en lo que ocurre en Ucrania (...), una pieza clave del imperio ruso y del rompecabezas de la URSS", señaló.

    Alexéyeva se involucró en actividades de derechos humanos a finales de los años 50 tras terminar sus estudios de historia al ofrecer asistencia legal a los presos políticos, a los que visitaba en los GULAG.

    Pese a ser expulsada del Partido Comunista de la Unión Soviética en abril de 1968, expresó públicamente su oposición a la invasión soviética de Checoslovaquia, que puso fin en agosto de ese año a la Primavera de Praga.

    Entonces, igual que ahora, expresó su desacuerdo con la imperialista doctrina de "soberanía limitada" aplicada por Moscú en relación con los países que conforman su patio trasero, en aquel tiempo los miembros del Pacto de Varsovia.

    Eso le valió varias advertencias por parte del KGB, que le acusó de actividades antisoviéticas y amenazó con detenerle, por lo que en 1977 emigró a EEUU, donde publicó un libro sobre la historia de la disidencia en la URSS y recibió la ciudadanía en 1982.

    Regresó a Rusia en 1993, dos años después de la caída de la Unión Soviética, y desde entonces se convirtió en una de las activistas más respetadas del país.

    Se opuso a la primera guerra de Chechenia (1994-96), conflicto que considera el mayor error del primer presidente ruso democráticamente elegido, Boris Yeltsin; y también a la guerra de Irak (2003).

    Aunque ya en 2004 creó junto a Garry Kaspárov el Congreso Civil Ruso con el lema "Por la democracia y contra la dictadura", no se involucró activamente en política hasta 2009 al sumarse a la Estrategia-31 ante la negativa de las autoridades a autorizar las manifestaciones opositoras.

    Esa iniciativa consistía en la defensa del artículo 31 de la Constitución rusa que defiende el derecho a la reunión y sus firmantes y correligionarios no dudaron en desafiar a la policía y manifestarse en el centro de la capital rusa cada 31 de mes.

    Pese a su avanzada edad y aunque fue detenida una vez el 31 de diciembre de 2009, Alexéyeva acudió a la plaza Triumfálnaya a protestar en varias ocasiones, lo que impidió que los efectivos antidisturbios reprimieran violentamente esos actos de desobediencia civil.

    Abandonó el Consejo de Derechos Humanos adscrito al Kremlin poco después de que Putin regresara al Kremlin tras cuatro años en el cargo de primer ministro.

    Alexéyeva calificó de ilegal la ley aprobada por Putin en la que todas las organizaciones no gubernamentales financiadas desde el exterior debían ser catalogadas como "agente extranjero".

    Al contrario que organizaciones como Memorial, Golos o el Centro Levada, Alexéyeva renunció finalmente a las becas extranjeras, tras reconocer que EEUU financiaba casi todas las actividades del Comité Helsinki de Moscú.

    En 2015 regresó al consejo de derechos humanos a petición expresa de Putin, aduciendo que es necesario entablar un diálogo con las autoridades.

    "Putin no es una persona fácil y es difícil predecir cómo va a actuar. Pero se puede trabajar con él, aunque discrepemos en muchas cosas. Es capaz de escuchar. La vida es corta. No puedo esperar a que la oposición al Kremlin gane las elecciones", dijo.

    Alexéyeva ha sido visitada con regularidad por todos los dirigentes estadounidenses que han viajado a Rusia en las últimas dos décadas, desde Clinton a Bush y Obama.

    En los últimos meses, debido a su frágil estado de salud, se había alejado de la actividad pública, aunque según sus colaboradores más cercanos, siguió trabajando hasta el final.

    Además de ser candidata en varias ocasiones a los premios Nobel, Alexéyeva recibió el Premio Sájarov del Parlamento Europeo y el Olof Palme, entre otros galardones.

    Ignacio Ortega

    Putin destaca la contribución de activista Ludmila Alexéyeva a sociedad civil

    Moscú, 8 dic (EFE).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, transmitió hoy sus condolencias por la muerte de la veterana activista de derechos humanos Ludmila Alexéyeva, de quien apreciaba su contribución a la sociedad civil y su defensa de sus principios.

    El portavoz presidencial, Dmitri Peskov, señaló que Putin trasladó su pésame a la familia de la defensora de los derechos humanos, que falleció hoy a los 91 años en un hospital de Moscú.

    "El presidente apreciaba mucho la contribución de Ludmila Alexéyeva a la sociedad civil y respetaba altamente su defensa enérgica de sus principios en muchas cuestiones" relacionadas con las libertades fundamentales, indicó Peskov a la agencia rusa RIA Nóvosti.

    Alexéyeva fue una destacada disidente soviética y uno de los miembros fundadores del Grupo de Helsinki de Moscú, creado para supervisar el cumplimiento de la Unión Soviética con los Acuerdos de Helsinki de 1975.

    En el Acta Final de Helsinki o Declaración de Helsinki 35 estados firmaron un documento en el que se comprometían a mejorar las relaciones entre Occidente y los países comunistas.

    Ganadora en 2009 del premio Sájarov junto a otros activistas rusos y nominada en dos ocasiones (2012 y 2013) al premio Nobel de la Paz, así como galardonada en 2015 con el premio Václav Havel de Derechos Humanos, Alexéyeva labró su fama en los años 60.

    Nacida en Crimea en 1927, escribió varias peticiones en defensa de los presos políticos y en protesta contra la invasión soviética de Checoslovaquia (1968), lo que le costó la expulsión del partido.

    Entonces expresó su desacuerdo con la imperialista doctrina de "soberanía limitada" aplicada por Moscú en relación con los países que conforman su patio trasero, en aquel tiempo los miembros del Pacto de Varsovia.

    Ante la amenaza de detención, tuvo que emigrar en 1977 a EEUU y no regresó hasta 1993, dos años después de la caída de la URSS.

  • Não há comentários
Normas de comentários

demoefe.ikuna.com não é responsavel pelas idéias expressas pelos autores dos comentários aqui postados e se reserva o direito de eliminar qualquer conteúdo que
  • seja ofensivo e/ou discriminatório
  • que se preste a promover boicotes contra pessoas, produtos ou instituições
  • que atente contra o direito a intimidade, à honra e/ou a propria imagem ou nome
  • aqueles que busquem fins comerciais e/ou publicitários
500 caracteres disponíveis
Para evitar spam, por favor resolva este simples problema matemático e inserte o resultado (pode-se clicar na imagem para recarregá-la).

 300x314
 299x500
 300x280
 300x250

AGENDA DEPORTIVA

Previsiones para el sábado, 15 de diciembre

  • Automovilismo: Mundial de Fórmula E. Primera prueba. Riad ePrix, en el circuito Ad Diriyah (Arabia Saudí).
  • Bádminton: Internacional de Italia, en Milán.
  • Baloncesto: Liga Endesa. 12ª jornada.
  • NBA
  • Ciclismo: Copa del Mundo de ciclismo en pista. 4ª prueba, en Londres.
  • Esquí Alpino: Copa del Mundo masculina.
  • Descenso en Val Gardena (Italia).
  • Esquí Nórdico: Copa del Mundo de saltos. Prueba en Engelberg (Suiza).
  • Fútbol: LaLiga Santander. 16ª jornada.
  • Mundial de Clubes, en Emiratos Árabes Unidos. Kashima Antlers-Guadalajara y Esperance Túnez-Al Ain.
  • Golf: Circuito Europeo. Campeonato Alfred Dunhill, en el club Leopard Creek de Malelane (Sudáfrica).
  • Son Servera. Rafa Nadal y José María Olazábal celebran la VI edición de su torneo de golf solidario (Pula Golf Resort, Son Servera, Mallorca).
  • Natación: Mundiales de piscina corta, en Hangzhou (China).
  • Pádel: Estrella Damm Master Final, en Madrid.